TELEVISIÓN DIGITAL DE ELMUNDONEWS.

...

jueves, 28 de septiembre de 2017

¿Vendetta de la mafia?

28. 09. 2017 VENDETTA DE LA MAFIA
¿Vendetta de la mafia?
●   La detención de cinco policías ministeriales, ocurrida la noche del martes 26 de septiembre, y el asesinato del también policía ministerial, Hermenegildo Anguiano Manzano, durante las primeras horas del miércoles 27 de septiembre, “tienen conexión”.
●   Fuentes al interior de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), han dicho que ambos hechos, el asesinato y las detenciones, podrían estar vinculadas. Incluso circula el rumor de que la muerte del policía en el Campestre, fue deliberada, ya que el agente era parte de la investigación, en contra de sus compañeros.
●   La solución del acertijo es la trayectoria de la bala: “el proyectil entró por el pecho y le salió por la cadera. El disparo fue hecho de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda. Hubo un forcejeo o el policía estaba hincado”.
SAN LUIS POTOSÍ, MÉXICO. 28. 09. 2017 ● La detención de cinco policías ministeriales, ocurrida la noche del martes 26 de septiembre, y el asesinato del también policía ministerial, Hermenegildo Anguiano Manzano, durante las primeras horas del miércoles 27 de septiembre, “tienen conexión”.
Fuentes al interior de la Procuraduría General de Justicia en el Estado (PGJE), han dicho que ambos hechos, el asesinato y las detenciones, podrían estar vinculadas. Incluso circula el rumor de que la muerte del policía en el Campestre, fue deliberada, ya que el agente era parte de la investigación del, en contra de sus compañeros.
La solución del acertijo es la trayectoria de la bala: “el proyectil entró por el pecho y le salió por la cadera. El disparo fue hecho de arriba hacia abajo y de derecha a izquierda. Hubo un forcejeo o el policía estaba hincado”.
Los 5 policías ministeriales detenidos son: Fernando Flores, Daniel Tenorio, un tercero de apellido Mata Tinajero, Zúñiga y uno más de nombre Elías. Responder como presuntos responsables del homicidio del joven Enrique Gómez, acribillado el 28 de junio pasado, cuando transitaba a bordo de una camioneta por la calle Papagayos en la colonia Las Julias, a manos de estos agentes encubiertos, quienes lo habrían confundido con un delincuente.
A casi cinco meses del asesinato de Eugenio Castañón, de la información difundida el martes 27 de septiembre por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), se puede deducir que el Policía Ministerial que fue asesinado de un balazo en el tórax, en el interior del Club Campestre, estaba a cargo de resguardar la casa donde se cometió el crimen, y que pertenecería a la familia de Eduardo Hernández Janet, apodado Cayeyo, ubicada en el número 124 de la calle Paseo Alto.
“Los hechos se presentaron cerca de la una de la mañana de este miércoles y según las primeras indagatorias, el agente ministerial que se encontraba en la custodia de un inmueble al interior del fraccionamiento Campestre, el cual forma parte de una carpeta de investigación por un caso anterior, recibió una llamada vía telefónica, y tras una discusión, momentos después presuntamente se efectuó un disparo en el tórax”.
“De inmediato, el compañero con el que hacían la custodia del inmueble, al darse cuenta de lo sucedido, habló a los servicios de emergencia, llegando una ambulancia que lo trasladó a un hospital en donde debido a la lesión posteriormente perdió la vida”, mencionó el boletín de la PGJE.
¿VÍNCULOS CON EL CASO KIKE GÓMEZ?
Horas antes de ocurrir la muerte en el Club Campestre, la PGJE circuló entre medios de comunicación el siguiente boletín informativo que reproducimos íntegramente:
“La Procuraduría General de Justicia de San Luis Potosí (PGJSLP) informó que este martes, fueron presentados ante el Juez de Control, cuatro elementos de la Policía Ministerial del Estado (PME), quienes están presuntamente relacionados en el homicidio de un joven en la colonia Las Julias de la capital potosina, ocurrida el pasado 28 de junio”.
Los 5 agentes de la corporación desempeñaban cargos de subdirector, coordinador y jefe de área.
Derivado de las investigaciones y al advertir hechos con apariencia de delito, la PGJSLP solicitó al Juez de Control órdenes de aprehensión en contra de las personas que a este momento considera, tienen alguna responsabilidad.
Los detenidos a los que alude el comunicado son los ministeriales que participaron en el asesinato a tiros del joven Enrique Gómez.
Una de las teorías sobre la responsabilidad de los policías por el homicidio de Enrique, apunta a que cometieron un error al confundirlo con integrantes del crimen organizado que momentos antes habían atacado la casa de un mando de dicha corporación.
Esa noche el chico viajaba con su hermanita en una camioneta blanca que rodaba por la avenida Papagayo, en la colonia Las Julias, cuando repentinamente una unidad no señalizada de la Policía Ministerial le marcó el alto.
“Si a mí me para alguien que está así y no es una autoridad, ¿qué hago? Si me para un tránsito me paro, si me para una camioneta de la policía me paro, pero personas sin placas, armados y antes le chocaron la camioneta a mi hijo”, contó hace meses Marco Antonio González, padre del joven.
Cuando las autoridades intentaron manejar la historia como un enfrentamiento entre policías y criminales, la familia de Enrique comenzó una campaña para exigir justicia que en el camino fue descubriendo algunos cabos sueltos en la versión policial.
“Existen muchas inconsistencias. A mi hijo lo mataron a las 10:30 de la noche y no en la madrugada como lo han manejado; además le sembraron un arma de fuego. Mi hijo era una persona recta y se dirigía con un familiar, él nada tenía que ver con hechos delictivos”, denunció indignado Marco Antonio González al propio titular de la Policía Ministerial, José Guadalupe Castillo Celestino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario